Inclinación

Unas risas en el lado oscuro de la calle. Una chica ajusta la faja de sus sandalias, se balancea para que no se le caiga el cigarrillo. Alberto se acerca por detrás a Mariana, que ha acabado de fumar. La música del bar retumba, un rugido apagado tras las ventanas bañadas de sudor y aliento. Un jardín al lado del edificio, con un sendero de ladrillos rotos. Mariana se deja rodear por el brazo de Alberto. Hace calor afuera, es una noche pesada.

Alberto le dice que se vayan juntos. No se han visto en ocho meses. El aire enrarecido de cerca de la barra distrajo a Mariana; el ruido no le permitió escuchar las primeras palabras que él le dirigía en tanto tiempo. Asintió a todo, sin embargo, dejándose rodar cuesta abajo. Escupiendo de camino. Cerrando los ojos. Se deja abrazar, llevar en un taxi que acelera por las calles desoladas, inundadas de noche, de latas y circundadas por árboles que proyectan sombras inmensas. Sombras sobre sombras. Borrones de luz se arrastran hasta las ventanas del auto.

Alberto desliza la mano sobre la cartera de cuero de ella. Alcanza a rozar su pierna desnuda. El taxista tose y dobla hacia Tibás. La luna enorme, como pocas veces, un inmenso disco amarillo – Alberto toca su pierna sin remilgos, la acaricia. La desea. Un cuerpo delicadísimo. El pelo rojo, manchado de cobre y de madera. La pierna extremadamente delgada, la contextura endeble. Un color casi mortecino en los labios. Saben a J&B, todo sabe a J&B. Alberto le muerde el cuello, busca dentro de ella con la mano, explora, tantea.

Como un animal sediento.

Lame.

Bebe.

Exprime.

Se acelera el silencio, pesado, una masa informe que burbujea entre los pasillos y se desborda por el balcón, entre las rejas negras. Refleja todas las estrellas, que son más bien pocas. Una noche calurosa por la humedad.

Mariana rebota hacia la superficie, salta como desde un abismo, sin poder agarrarse del borde. Se ve a sí misma como un pájaro arrojado con desprecio sobre las ramas de un ciprés, en una montaña sumergida en la neblina.

Anuncios

Un comentario en “Inclinación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s