Mil mariposas diminutas

Las piernas cruzadas, el pantalón manchado por la hierba húmeda y el barro. Mil mariposas minúsculas formando pequeños remolinos que sacuden las briznas de hierba en la colina. Una mariposa sobre el cuello desnudo. Unos ojos que quieren desnudar el mundo.

La respiración intranquila, las palmas sudorosas. Vacas mugiendo muy lejos, detrás de la niebla. El sol que desgarra poco a poco la piel y revienta el cabello al descubierto.

La imaginación de un río que debe correr allá abajo, entre las montañas conquistadas. El silencio colorido. Perros que le ladran a las mariposas que se posan sobre sus hocicos fríos. La tierra que se renueva en ciclos, poco a poco. La brisa que lava la piel con sus caricias imprevistas, que aplaca el calor de las dos de la tarde en la cima del mundo conocido, lejos de todo, en secreto. Cipreses, lejos, las manos temblorosas; mariposa. Alas se baten sobre el párpado.

Los pies adoloridos tras escalar mil metros. Dos mil metros. Tres mil metros. Lejos, lejos del ruido y del humo. Las palmas sudorosas. La voz quebrada. Sentir frío en todo el cuerpo a pesar del sol incandescente que se desparrama quemante sobre la extensión entera del mundo, que hace estallar las gotitas de agua contenidas en las nubes. Las piernas cruzadas, el pantalón manchado por la hierba húmeda y el barro. Todos los músculos temblorosos. Hay un tiempo para esperar, hay un tiempo para callar, hay un tiempo para saltar.

Mil metros, dos mil metros, tres mil metros. Al vacío. Para sentirse abrigado por heladas nubes. Nubes reales, de las que se ven desde allá abajo. Ser abrigado por ellas. Mil mariposas diminutas que se posan en las rodillas, en las palmas de las manos, en las cejas, en los labios. Y tiemblan con el viento. Y sus alas se quiebran bajo el peso del rocío.

Caballos con las patas cubiertas de barro. Piedras ocultas bajo el espeso manto verde. Los caminos se forman de barro, de piedra, de boñiga, de hierbas que revientan las piedras, de cadáveres de aves, de vacas, de terneros, de mil mariposas grises. El alambre de púas enrollado sobre sí mismo. Las púas herrumbradas clavadas en los maderos podridos por la humedad. Las manos se deslizan sobre la superficie rugosa de la madera, del metal, de las herraduras de caballo abandonadas y convertidas en adornos, de mesas de madera tan pesadas como rocas gigantescas a los lados de las montañas.

Esperar el bus. Tocar el lomo de los caballos. Lejos, lejos del ruido y del humo. Vacas mugiendo muy lejos, detrás de la niebla. Ellas son de niebla. Ellas son nubes. Nosotros somos nubes. El cielo nos pertenece. Armonías distantes. El sol que desgarra poco a poco la piel y revienta el cabello al descubierto. Repetición interminable, la suspensión del tiempo. La falta de barreras. Todas las cercas, todas las rocas, el suelo mismo. Se han ido, licuados, barridos, desperdigados, dispersos en el aire. Llueve. Luego el sol. Luego la lluvia. Luego el sol invisible.

Hay una posibilidad. Color castaño, cada tono del color de la madera contenido en un espacio minúsculo. Parpadeo. La mariposa vuela. La hierba se quiebra. La cercanía.

Hay una posibilidad. Descifrar el lenguaje del viento. Recuperar los cadáveres quemados de mil mariposas diminutas. Y sobre ellas, construir un mundo. Una torre interminable. Y suave como la crin del caballo, la nube envuelve el cuerpo y lo revela a sí mismo. Y se encuentra vacío a sí mismo. La respiración intranquila, las palmas sudorosas. Por primera vez en tanto tiempo.

Esto es tuyo.

Anuncios

Un comentario en “Mil mariposas diminutas

  1. La respiración intranquila, las palmas sudorosas. En el silencio, me quitas el aliento. Tres mil mariposas cultivan el momento. Cuanto tiempo lo he esperado.

    Esto es nuestro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s